lunes, 20 de febrero de 2017

Significado de la lealtad

La lealtad se trata básicamente de cumplir con lo que hemos prometido,
incluso cuando las circunstancias son adversas. La lealtad es una
virtud, y como tal debemos desarrollarla desde nuestra conciencia. Ser
leal con otra persona es una obligación moral que tenemos con una
pareja, un amigo, un compañero de trabajo, un familiar.

Lealtad
(Lealtad a la Patria.)
Quien se opone a la lealtad es un traidor y los traidores terminan
finalmente quedándose solos, ya que se pierde la confianza en esa
persona y no se lo vuelve a valorar. Acompaña la lealtad el compromiso
con la otra persona en las buenas y en las malas.

La lealtad es un compromiso con el otro

Suele suceder que las relaciones amorosas son casuales, las amistades
poco duraderas y la situación laboral un mero hecho de obtener dinero.
Sin embargo, hay muchas personas que eligen ser leales a una pareja,
hacer todo por un amigo y estar bien en su empleo. El hecho de que una
persona sea leal significa que no utilizará a la otra persona sólo
cuando la necesite. Una persona que no es leal aparece sólo cuando
necesita algo, y nos deja de lado cuando lo necesitamos. La traición
genera sentimientos de tristeza y decepción en quien es traicionado, y
de esta manera se rompen los vínculos de manera drástica.

La amistad se forja a partir de que dos personas son leales
mutuamente. Dos personas que se conocen entablan un vínculo de amistad
a partir de una lealtad mutua y un compromiso que genera confianza.
Este compromiso que tenemos con el otro se corresponde con el amor que
ponemos en cada acción.

Actitudes desleales

Una persona que no es leal a sus amigos, familiares, compañeros de
trabajo o pareja, mostrará ciertas actitudes que son típicas de una
persona desleal.

En primer lugar, una persona desleal critica al otro, destaca los
defectos de la otra persona.
Por otro lado, habla a los demás de los secretos que el otro le ha
contado. No respeta la confianza del otro.
Quien es desleal se queja de la forma de ser del otro y no lo ayuda a superarse.
Además, deja sus amistades sin razón.
Con respecto al trabajo, no pone su mejor esfuerzo al hacer o para
terminar una tarea. además, suele cobrar más por un trabajo hecho y
pactado.


Fuente: http://concepto.de/lealtad/

miércoles, 8 de febrero de 2017

Fábula de los tres leones


En la selva vivían tres leones. Un día el mono, el representante
electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma
de decisión. Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los
animales, pero para una gran duda en la selva: existen tres leones y
los tres son muy fuertes. ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia?
¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?

Los leones supieron de la reunión y comentaron entre si:

Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una
selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya
que somos muy amigos… Necesitamos saber cual será el elegido, pero,
¿Cómo descubrirlo?.

Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, le
comunicaron a los tres leones la decisión tomada:

Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que
ustedes tres van a escalar la Montaña Difícil. El que llegue primero a
la cima será consagrado nuestro Rey.

La Montaña Difícil era la más alta de toda la selva. El desafío fue
aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran
escalada.

El primer león intentó escalar y no pudo llegar.

El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado.

El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron
derrotados, ¿Cómo elegirían un rey?

En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:

-¡Yo sé quien debe ser el rey! Todos los animales hicieron silencio y
la miraron con gran expectativa.

¿Cómo?, preguntaron todos.

Es simple… dijo el águila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y
cuando volvían derrotados en su escalada por la Montaña Difícil
escuché lo que cada uno dijo a la Montaña.

El primer león dijo: ¡Montaña, me has vencido!

El segundo león dijo: ¡Montaña, me has vencido!

El tercer león dijo: ¡Montaña, me has vencido, por ahora! Pero ya
llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo.

La diferencia, completó el águila, es que el tercer león tuvo una
actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no
desistió y quien piensa así, su persona es más grande que su problema:
él es el rey de si mismo, y está preparado para ser rey de los demás.

Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer león que fue
coronado El Rey de los Animales.

Moraleja: No tiene mucha importancia el tamaño de las dificultades o
situaciones que tengas. Tus problemas, por lo menos la mayor parte de
las veces, ya llegaron al nivel máximo, pero no tú. Tú todavía estás
creciendo y eres más grande que todos tus problemas juntos. Todavía no
llegaste al límite de tu potencial y de tu excelencia.

De la sabiduría de los griegos


Tales de Mileto ha dicho:

- Si haces algunas promesas, su incumplimiento no está lejos
- Recuerda a tus amigos, estén ausentes o presentes
- No te embellezcas por tu exterior; es por tu género de vida por lo
que debes embellecer
- No te enriquezcas deshonestamente
- Guárdate de resultar odioso por tus palabras a quienes se hallen
unidos a ti por juramento
- No dudes en agasajar a los autores de tus días
- Rechaza todo lo deshonesto
- Los buenos servicios que hayas dado a tus padres, espera recibirlos
en tu vejez de tus hijos
- Es difícil conocer el bien
- La mayor satisfacción es conseguir lo que se desea
- La ociosidad es castigable
- La intemperancia es un mal
- La ignorancia es un fardo pesado
- Aprende y enseña lo que veas mejor
- Rechaza la ociosidad aunque seas rico
- Oculta tu fortuna para no provocar la envidia
- Haz de modo que no suscites compasión
- Haz prueba de moderación
- Guarda de dar a todos indistintamente tu confianza
- Si mandas gobiérnate a ti mismo.

Tales de Mileto
Uno de los siete sabios de Grecia

viernes, 20 de enero de 2017

Joyas de la coctelería cubana: El Daiquirí

jueves, 19 de enero de 2017

NO GUARDES NADA PARA "OCASIONES ESPECIALES".......



Mi amigo abrió el cajón de la cómoda de su esposa y levantó un paquete
envuelto en papel de seda. "Esto -dijo- no es un simple paquete, es
lencería." Tiró el papel que lo envolvía y observó la exquisita seda y
el encaje. "Ella compró esto la primera vez que fuimos a Nueva York,
hace 8 o 9 años. Nunca lo usó. Lo estaba guardando para una "ocasión
especial". Bueno...creo que esta es "la ocasión". Se acercó a la cama
y colocó la prenda junto a las demás prendas que iba a llevar a la
funeraria. Su esposa acababa de morir.

Volviéndose a hacia mí, dijo: "No guardes nada para una ocasión
especial, cada día que vives es una ocasión especial". Todavía estoy
pensando en esas palabras. Ya han cambiado mi vida... Ahora estoy
leyendo más y limpiando menos. Me siento en la terraza y admiro la
vista sin fijarme en las malas hierbas del jardín. Paso más tiempo con
mi familia y amigos y menos tiempo en el trabajo. He comprendido que
la vida debe ser un patrón de experiencias para disfrutar, no para
sobrevivir. Ya no guardo nada. Uso mis copas de cristal todos los
días. Me pongo mi saco nuevo para ir al supermercado, si así lo
decido.

Ya no guardo mi mejor perfume para fiestas especiales, lo uso cada vez
que me provoca hacerlo. Las frases "algún día..." y "uno de estos
días...", están desapareciendo de mi vocabulario. Si vale la pena
verlo, escucharlo o hacerlo, quiero verlo, escucharlo o
hacerlo ahora.

No estoy seguro de lo que habría hecho la esposa de mi amigo si
hubiera sabido que no estaría aquí para mañana que todos tomamos tan a
la ligera. Creo que hubiera llamado a sus familiares y amigos
cercanos. A lo mejor, hubiera llamado a algunos antiguos amigos para
disculparse y hacer las pases por posibles enojos del pasado. Me gusta
pensar que hubiera ido a comer comida china, su favorita.

Son esas pequeñas cosas dejadas sin hacer las que me harían enojar si
supiera que mis horas están limitadas. Enojado porque dejé de ver a
buenos amigos con quienes me iba a poner en contacto "Algún día...".
Enojado porque no escribí ciertas cartas que pensaba escribir "uno de
estos días...". Enojado y triste porque no le dije a mis hermanos y a
mis hijos con suficiente frecuencia, cuanto los amo.

Ahora trato de no retardar, detener o guardar nada que agregaría risa
y alegría a nuestras vidas. Y cada mañana me digo a mí mismo que este
día es especial,... cada día, cada hora, cada minuto... es especial.

Gracias a Isabel Rodríguez

lunes, 16 de enero de 2017

MIS DESEOS PARA TI



Deseo que dejes de cargar el mundo sobre tus hombros...
Deseo que dejes de poner a todo mundo encima tuyo, así sean tus padres, tu
esposo, tus hijos, tus nietos, tus amigos o tus jefes.
Necesito que entiendas que no podrás cambiar el mundo.
No podrás ayudar a todos los que te necesitan y estar para los que te aman
sino empiezas a amarte....
Necesito que te Ames como amas a todos los demás, que te vuelvas tu
principal prioridad y que no te trates como opción.
Que dejes de posponer el salón de belleza y  de ofrecerte a tomar la foto
para no salir en ella.
Yo te quiero tanto que podría sentarme a escucharte  en un parque, en una
banca, ni el café me haría falta.
Yo no te quiero a dieta, ni delgada .....Te quiero sana, te quiero guapa, te
quiero así divina pero con las ganas de hacer las paces contigo, con esa
mujer que ya se dejó el cabello desatendido y no recuerda cuando fue la
última vez que estrenó algo.
Porque pararte frente al espejo a ponerte linda, no te hace menos mamá,
menos tía, menos abuela, menos  mujer, menos esposa o profesional.
Porque mientes al decir que nadie te mira, te miras tú!
Tú, tu primer, verdadero y leal amor,
Tú, tu juez más duro,
Tú, tu gran saboteador,
Tú, quien no se perdona,
Tú, la persona más importante en tu vida!!!!!!!!
Yo quiero que te dediques un momento a hacer algo para ti, una lectura, un
proyecto, una caminata, una visita que te ayude a ti.
A sacar el dulce y confrontar lo amargo y vas a ver que la palabra PERDÓN
cuando viene de una misma para consigo misma es una gran bendición.
Crece una mujer independiente, sabía, feliz!!!!! El mejor y único compromiso
es amarse y respetarse a sí misma.
Te quiero así grande, única y feliz.....

Por eso lo comparto contigo porque vale la pena recordarte lo maravillosa
que eres.

"Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las
nubes negras cae agua limpia y fecundante"

Miguel de Unamuno

LAS EMOCIONES SE CONTAGIAN



CONOCER LA naturaleza y la función de las reacciones emocionales y el
comportamiento social es un interesante objeto de estudio. Saber si,
como defendía la antropóloga Margaret Mead, la emoción es un producto
de la cultura, o bien si se trata de una reacción innata y universal,
como sostiene Paul Ekman: “La emoción es expresada mediante un sistema
de señas universales e involuntarias”. No sonreímos diferente a como
lo hacen los esquimales ni son estímulos distintos los que nos hacen
sonreír.La Real Academia define la emoción como una alteración del
ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de
cierta conmoción somática. También como el interés, generalmente
expectante, con que se participa en algo que está ocurriendo.El miedo,
la alegría, la tristeza, el asco, la ira, la sorpresa son consideradas
“emociones básicas”, individuales y claramente innatas. Pero también
existen las “emociones colectivas”, necesarias para la supervivencia
del grupo. Son la compasión, la solidaridad, la culpa, la lástima, la
vergüenza, el orgullo, la admiración, la envidia, el desprecio… Y se
definen como sociales porque se sienten en función del otro.Para que
se desencadene una emoción es necesario un estímulo concreto y su
aparición se ve favorecida por determinadas circunstancias. No es solo
la persona la que se emociona en y para sí misma; también el grupo lo
hace y, sobre todo, la persona en función del grupo, y aquí suele
aparecer el efecto contagio, difícil de evitar.Cuando escuchamos una
determinada pieza musical se producen reacciones físicas. Sonreímos y
se nos acelera el corazón, a veces lloramos. Si escuchamos esta misma
pieza en presencia de un grupo de amigos o durante una fiesta, la
emoción se socializará invitando a bailar o a golpear con los dedos al
son de la música. Es difícil imaginarnos cantando a solas y a voz en
grito “esta noche es Nochebuena, y mañana, Navidad; saca la bota,
María, que me voy a emborrachar”, tocando la zambomba, dando botes y
riéndonos en un estado de euforia. Sin embargo, muchos nos hemos visto
entonando y festejando el villancico hace escasos días, si bien este
recuerdo puede provocar, descontextualizado, otra emoción: la
vergüenza, seguida de su reacción más típica: el rubor. El contagio de
una emoción es esencial para el estrechamiento de las relaciones entre
los miembros de un colectivo.  EL CONTAGIO DE UNA EMOCIÓN ES ESENCIAL
PARA EL ESTRECHAMIENTO DE LAS RELACIONES EN UN COLECTIVO El mecanismo
biológico de la reacción emocional se activa cuando el estímulo que lo
provoca es percibido por los órganos de los sentidos, que recogen esta
información y la envían a los centros cerebrales encargados de darles
un significado: el sistema límbico. Esta encrucijada de caminos que se
encuentra en la profundidad del cerebro contiene estructuras decisivas
para el control emocional: son el hipocampo, la ínsula, la amígdala y
el cíngulo. Las dos sustancias más estudiadas, implicadas en estas
reacciones, son la oxitocina y la dopamina, vitales para crear y
reforzar los vínculos y para sentir bienestar.Además de recibir
información del exterior, las estructuras del sistema límbico reciben
notificaciones del estado de nuestro propio cuerpo, de nuestros
órganos vitales. Todos estos datos viajan desde allí hacia los centros
de decisión racional del cerebro situados en el lóbulo prefrontal,
donde se hace consciente y se conecta con los sistemas responsables de
la empatía y de la imitación de las conductas: las neuronas en
espejo.Es, de este modo, como el lóbulo prefrontal consigue la
sincronía perfecta, ejerciendo una labor de coordinación y dirección
para que todo este desmadre, inicialmente inconsciente y aparentemente
irracional, cobre sentido.La cascada de efectos que tienen lugar tras
percibir el objeto de la emoción se puede clasificar en tres
dimensiones: por una parte, existe una dimensión cognitiva –la
valoración subjetiva de lo que se está viviendo–, una dimensión
fisiológica –los cambios orgánicos que se producen– y una dimensión
conductual. La cognitiva avisa, la fisiológica prepara y la conductual
ejecuta una acción adaptativa en respuesta a un estímu­­lo. Nuestro
comportamiento será observado por cada persona del grupo, que sentirá
una emoción y pondrá en marcha estos mismos mecanismos,
retroalimentando el bucle de la emoción conjunta.El efecto contagio
depende de diferentes factores, como la predisposición a emocionarse
–tanto del individuo como del grupo–, y del contexto. A mayor
predisposición, más fácil y rápido será el contagio. Situaciones como
un mitin político o un campo de fútbol, olores, sonidos… invitan a la
cohesión social.Nuestra propia emoción con su conducta subsecuente
provoca una emoción en el colectivo, de modo que debemos estar alerta:
en un grupo, el comportamiento individual puede ejercer tanto un
efecto de freno como de acelerador.

Fuente: El Pais semanal